jueves, 2 de diciembre de 2010

A veces tomamos decisiones que después terminamos odiando, terminamos sintiendo arrepentimiento. Yo hice eso, pensé que "buscando" otras personas, me iba a olvidar de vos, JA, me equivoque demasiado. Te negué tantas veces, negué tantas veces mi amor por vos, y hoy puedo decir, que a mi me gustas vos. Puedo salir ahora, y gritar a los cuatro vientos tu nombre, y reírme. Pueden decir que soy "histérica", que me deprimo demasiado, que me preocupo mucho, y que dependo de otros. No soy histérica, solamente es mal humor constante, depresión? no. Inestabilidad emocional quisieron decir, no dependo de nadie, sino del pensamiento que tengo de las cosas. Niego las cosas hasta cansarme, y al fin y al cabo, sin presiones, acabo por confesarlo.
Siento que todos están pendientes de cosas menores, que no deberían siquiera ser de importancia, como la ropa de moda, las cosas más lindas, o las cosas más nuevas. ¿Para que queremos tantas de esas cosas, si cuando nos morimos no las llevamos con nosotros? No vine a hablar de lo material, quiero decir que ¿por qué me preocupo por hacer cosas diferentes, por el simple echo de querer que él me vea, ME VEA! por qué? Osea, hay momentos en que siento que es mi vida entera,que sin él, NO VIVO, osea, no existo, soy un cuerpo sin alma caminando por ahí, y en otros momentos pienso, es una basura, es un cero a la izquierda, lo odio, no le hablo MÁS. Pensar eso, me hace sentir y entender, que idiota te hace el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copos de nieve.