viernes, 7 de enero de 2011

Aldana sí, mi nombre es Aldana. Un nombre pacífico para una chica quizás no del todo pacífica, pero al fin y al cabo será mi nombre, y siempre ha sido así durante los 13 años de mi vida, desde que nací hasta que me muera, así es que tendré que conformarme con él me guste o no.
Antes de nada, haré una pequeña descripción sobre mí: 
Sinceridad. Exactamente esa es la clave de mi personalidad, odio la hipocresía y la superficialidad, y me gustan las personas que expresan lo que piensan y sienten. Soy algo complicada aunque me dejo sorprender con cosas sencillas. Adoro a mis amigas y amigos, intento estar a su lado tanto como ellos lo están conmigo, y no sé si lo consigo, pero al menos lo intento. Cariñosa y sensible, siempre fui así, aunque ahora no lo tengo del todo claro, a veces me cuesta demostrar mis sentimientos, como si me encerrara en una burbuja aislada del mundo. ¿Defectos? demasiados, diría que es más fácil ennumerar las virtudes ya que son menos. Soy orgullosa en situaciones de competencia y extremadamente testaruda, mi mal humor es totalmente clave en mí, a veces algo reencorosa. Soy maniática y muy temperamental, desde luego, una persona algo extraña y difícil de tratar.
Por último y ante todo, soy soñadora, muy soñadora. A menudo dejo volar mi imaginación, y dejo que los recuerdos sobrevuelen mi cabeza para poder volver a sentirlos cercanos una vez más. 
Sigo sintiendo, es por ello que me aíslo a veces en mi propio mundo para recordar una vez más los retratos del pasado, que forman parte de mi presente y futuro, que nunca, nunca quedarán en el olvido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copos de nieve.